Tés para tener una piel sana.

Tés para tener una piel sana.

Beneficios de té para una piel sana.

Tomar diferentes tipos de té, tiene grandes beneficios para tu salud. Algunos de estos, pueden ayudarte para que tu piel esté sana y tenga un aspecto radiante. Esto es porque el té, es rico en polifenoles (moléculas con propiedades antioxidantes), que ayudan a que tu piel permanezca hidratada, revertir los efectos negativos de los rayos UV y reducir la inflamación. Al igual que beber té puede traerte grandes beneficios en tu salud integral, en el caso de la piel, también el aplicar las infusiones sobre la piel puede ser beneficioso.

piel sana

Te recomendamos 9 tés para tener una piel sana y deslumbrante:

Rooibos

También conocido como té rojo, rooibos es genial para mujeres que están embarazadas y que están limitando su consumo de cafeína. El rooibos contiene aspalatina y notofagina, dos compuestos químicos que tienen propiedades antinflamatorias. Esto lo hace efectivo en el tratamiento de rosácea y acné.
Manzanilla/ Camomila

La manzanilla es uno de los remedios naturales más populares para la piel. Es utilizado para aliviar la piel seca, picazón e incluso el acné. Contiene flavonoides, los cuales son Fuertes inhibidores de radicales libres.
Té Verde.

Viene el buen tiempo y por ello más exposición al sol. El sol puede dañar la piel y causar envejecimiento prematuro de la piel. Beber té verde, ayuda a reducir el riesgo de cáncer en la piel, así como el efecto sus antioxidantes, ayudan a reducir la inflamación y el daño causado por la exposición al sol.

 

Té de jazmín.

No solo el olor es delicioso, el té de jazmín tiene propiedades antivirales y antibacteriales, que mantienen sano a tu sistema inmunológico. Este puede prevenir el envejecimiento prematuro, e incluso tratar pieles con problemas de grasa.

 

Té de jengibre.

El té de jengibre, tiene poderes antinflamantorios, que ayudan a tu digestión y a la piel. Está comprobado, que cuando tenemos mala digestión, nuestra piel también sufre. El jengibre también te ayuda a prevenir el resfriado, que puede debilitar tu sistema inmunológico y afectar tu belleza externa.

 

Té blanco.

El té blanco, tiene más antioxidantes que el té verde. Tiene la mayor cantidad de catequina, dado a que es el té que lleva menos cantidad de procesos. Este tipo de té, tiene propiedades antibacterianas, las cuales pueden ser de utilidad para tratar diferentes problemas de la piel. Ayuda al mantenimiento de la producción de colágeno y elastina, que se deteriora por la edad.

 

Té de Limón.

Se le conoce por ser un excelente agente desintoxicante. No solo ayuda a la limpieza del organismo, al ser ingerido, también ayuda a eliminar las manchas causadas por el acné. Se recomienda el uso tópico, cada mañana.

 

Té de Lavanda.

Aparte de sus beneficios refrescantes y tranquilizantes, el té de lavanda también es conocido por reducir todo tipo de infecciones de la piel. Remedio natural para la pérdida de cabello y es un buen tratamiento anticaspa.

 

Té de Caléndula.

La caléndula, también conocida como la flor de caléndula, se ha utilizado durante siglos por sus propiedades curativas. A menudo se mezcla para formar un aceite y se utiliza en ungüentos y cremas para el tratamiento de la piel. Por lo general, ayuda a curar pequeñas abrasiones, heridas, acné, erupciones cutáneas y condiciones inflamatorias de la piel. Es rico en flavonoides, ayudando a proteger la piel de los daños ambientales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *