El té rojo, una delicia con grandes propiedades.

El té rojo asiático, también llamado el rooibos (nombre científico Aspalathus linearis) es una planta de origen sudafricano cuyo nombre en idioma afrikáans significa arbusto rojo. Debido a su popularidad como infusiones, se le conoce como el té rojo aunque no debe confundirse con té rojo Pu-erh, que en realidad no proviene de la planta del té.

La planta del rooibos se suele cultivar solamente en la región de Cederberg incluida en la provincia Occidental del Cabo. Incluye a una gran familia que alcanza a más de 200 variedades. Las hojas del árbol se dejan oxidar al sol y se refiere popularmente a este proceso como una fermentación (no se trata técnicamente de una fermentación). Este proceso oxidativo es el que le proporciona a la planta el sabor y el color ‘rojo’ característico. Existe igualmente una producción “no fermentada” (es decir no oxidada) que se denomina rooibos verde (pretendiendo hacer una denominación similar con el té verde). Esta variedad se comercializa a un precio mayor que la variedad “fermentada” y posee un color amarillento característico.

La planta puede llegar a medir hasta los 2 metros. Las variedades dedicadas al cultivo del té rojo suelen ser de tamaño medio de 1,5 metros de altura. La planta posee unas flores amarillas de pequeño tamaño que florecen a finales de la primavera o cercano al comienzo del caluroso verano. Se cultiva en la latitud de Sudáfrica y carece de cafeína.

El comienzo del consumo de rooibos se remonta al siglo XVII. Hoy en día se toma en casi cualquier parte del mundo siendo su mayor mercado en Europa, Sur de África y América Latina. Fue clasificada científicamente en 1772 por el botánico Carl Thunberg y posteriormente se dedicó a su estudio en profundidad. Además de contrastar sus propiedades medicinales también experimentó su cultivo, ya que era una planta silvestre que crecía principalmente en las montañas Cederberg. Ahí todavía se puede ver muchas veces como se solía tomar mezclado tradicionalmente, con leche y azúcar.

La preparación de este té rojo sudafricano puede llevar más de cinco minutos de preparación de la infusión, lo que deja una bebida de color rojo. En algunas tiendas de Gastronomía de Sudáfrica, Sudáfrica se comercializa una variedad denominada “Rooibos Espresso” que se elabora de forma similar al café espresso.

Sus beneficios para la salud provienen principalmente del hecho que no contiene nada de cafeína, ni alcaloides semejantes. Así pues pueden tomarla tanto niños como gente nerviosa o con hipertensión. En algunos casos se han realizado investigaciones acerca de inhibición de tumores en laboratorio así como efectos antimutagénicos.

Algunas de las propiedades del rooibos son:

Efecto antioxidante y contra los radicales libres: su aporte de nutrientes antioxidantes como la vitamina C, los flavonoides, el superóxido dismutas y la quercitina ayudan a combatir los radicales libres que son los principales responsables del proceso de envejecimiento, del estrés metabólico y de muchas enfermedades. También se dice que ayuda con los problemas de la piel ya que tiene un efecto calmante aplicado tópicamente en problemas de la piel tales como la dermatitis por pañal, el eccema y el acné.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *