Entradas

té para deportistas

Té para deportistas. Beneficios de incluirlo en tu rutina.

té para deportistas

Después del agua, el té es la segunda bebida favorita a nivel mundial gracias a su excelente reputación y propiedades naturales.

¿Podría ser una buena bebida para los deportistas? El té se puede convertir en tu mejor amigo si eres una persona atlética y cuidas tu salud.

Cuando piensas en té, seguro crees que es exclusivo de las personas de la tercera edad o de reuniones tranquilas con tus amigos. Pero beber té cuando eres deportista es perfecto para tu rendimiento físico.

Aquí tienes algunos de los beneficios de beber té para deportistas, que hacen de esta deliciosa bebida la favorita de muchos atletas a nivel mundial:

Es una bebida natural.

La mayoría de bebidas que contienen electrolitos o que prometen darte energía durante tu actividad física contienen altas dosis de azúcar y cafeína. Uno de los principales errores que cometen los deportistas durante la mañana es tomar varias tazas de café antes de salir a correr pensando que tendrán más energía. Pero un aspecto clave es que el café deshidrata. Tomar té es una mejor alternativa, contiene cafeína para darte energía e hidrata tu cuerpo.

Económico y fácil de preparar.

Cualquier persona puede hacer una buena cantidad de té al día para beber durante el entrenamiento físico. No se compara con las bebidas costosas que venden en el supermercado y en las que podrías invertir grandes sumas de dinero cada día. Los deportistas llevan consigo dos litros de té preparado para disfrutarlo durante su rutina de ejercicio.

Mantiene tu cuerpo hidratado.

La mayoría de los atletas buscan una forma natural y agradable de hidratarse. Evitan en agua ya que no tiene ningún sabor en su paladar. Esta bebida es ideal para todos los que buscan mantenerse hidratados, pero sin tener que hacer sacrificios en su sentido del gusto. Podrás encontrar una gran cantidad de tés dulces, afrutados y ligeros que puedes ingerir sin problema. Gracias a su sabor es probable que bebas más cantidad de líquidos al día y te mantengas saludable.

Incrementa tu resistencia física.

En particular en té verde es altamente recomendado para los deportistas gracias a que aumenta su resistencia física. Gracias a sus propiedades se encarga de quemar la grasa para convertirla en energía de forma natural. De esta forma tienes más energía para realizar tus actividades físicas y poder resistir más.

Ayuda a prevenir enfermedades.

Las enfermedades cardiovasculares impiden que cualquier atleta tenga un buen rendimiento físico. Pero el té, que es una bebida natural cuenta con antioxidantes y propiedades que previenen enfermedades cardiovasculares. También se incluyen algunas otras como la osteoporosis, enfermedades en los huesos y el cáncer.

La cantidad de cafeína, agua y azúcar que se encuentra en el té es perfecta para tu rendimiento físico. Esta bebida es perfecta para aumentar tu resistencia, así ya no deberás poner tu salud en riesgo. Disfruta de los antioxidantes de esta bebida y de los grandes beneficios que consigues al beberlo cuando haces ejercicio.

cocinar con té

Cocinar con té. Ideas y recomendaciones.

cocinar con té

Nos encanta una buena taza de té verde, té de menta, té Oolong, pero últimamente hemos estado pensando en maneras de ser un poco más creativos con el té.

Nuestros tés favoritos pueden convertirse en acentos para agregar notas herbales, dulces e incluso ahumadas a nuestras recetas de cocina.

Aquí te dejamos algunas ideas y recomendaciones para cocinar con té y disfrutarlo de la manera más creativa:

Galletas de té.

¿Té con galletas? Fabuloso. ¿Té en galletas? Incluso mejor. La clave está en utilizar té obscuro, como un oolong. Molerlo hasta convertirlo en un polvo fino, tipo especia e incorporarlo a la masa de tu receta favorita. Una cucharada o dos de té es suficiente para saborear suavemente el acento de té oolong en tus galletas. Al ser un té obscuro amplificará las cualidades de la mantequilla en las galletas mientras agrega cualidades tánicas, afrutadas y agridulces. Una manera simple de condimentar una simple receta de galletas.

Infusiones de leche.

Crear una infusión en leche o crema es sencillo. Simplemente tenemos que añadir un agente aromatizante dulce o salado a la leche o la crema y calentarlo lentamente justo por debajo del momento de ebullición. Se pueden añadir vainas de vainilla, ajo y hierbas para cocinar, por mencionar algunos. Con este mismo proceso, hablando de té hay muchas posibilidades. Añadir una nota de té herbal al bechamel o a la salsa a base de crema para la pasta abre un sin número de posibilidades creativas.

También en los postres, añadir tisanas a base de hierbas (rosa, lavanda o manzanilla), son perfectos para crème brûlées y helados dulces.

cocinar con téSopa de fideos con pollo a la té verde.

En China, comer con té es un asunto mucho más común que en Occidente. Existen diferentes recetas donde incorporan el té, haciendo un llamamiento a sus cualidades medicinales, así como para reducir su contenido en grasa.

Para crear esta sopa de pollo a la té verde, añade una pizca o dos de té verde al momento que estés hirviendo la sopa a fuego lento.

La medicina tradicional china afirma que el té hace la sopa menos grasienta y mucho más restauradora.

 

Utilízalo como condimento.

Agrega algunas hojas o polvo de té a tus condimentos habituales. Sobre todo aquellos que utilizas para marinar o frotar carne, pescado o pollo. Añádelo junto con la sal, el azúcar moreno y el ajo; creará una sabrosa sorpresa para el paladar.

Utilízalo en tus recetas de pasta.

Añadir té verde en polvo a la masa de pasta casera imprime con un color verde pálido y un sabor herbáceo que es ideal para espaguetis hechos en casa. Si no te apetece el desafío de preparar tus propios, al hervir la pasta que has comprado, añade unas hojitas de té verde y obtendrás un resultado similar.

Mantequilla de té.

Esta es una versión de la receta sencilla para preparar mantequilla de hierbas. Para prepararla, deja que la mantequilla sin sal se quede reposando a temperatura ambiente hasta que esté muy blanda y flexible. Mezcla la mantequilla con hojas de té, ya sea enteras o molidas. Moldéala en forma de un tronco y envuélvela en plástico. Guárdala en la nevera para endurecerla o sírvela suave para untar en pan o galletas.

té helado perfecto

3 recetas y recomendaciones para preparar el té helado perfecto.

té helado perfecto

El té helado es una de las bebidas más sanas y favoritas para este verano que está por comenzar. Es fácil de hacer y seguramente ya tienes todo lo que necesitas en casa para preparar una deliciosa jarra de té helado para disfrutarlo.

A continuación te damos unas recomendaciones para preparar un té helado perfecto:

Utiliza suficiente bolsas de té.

Cuando un té se enfría se disipa el sabor. Por lo que para preparar un té más sabroso es necesario utilizar dos bolsas de té por cada 3 tazas de agua, para obtener los mejores resultados.

No sobrepasarse en remojar las bolsas de té.

Si prefieres el té más fuerte, utiliza más bolsitas de té, en vez de alargar el tiempo de remojo. Permitir que las bolsitas de té sobrepasen el tiempo en el agua, libera los taninos y pueden hacer que la bebida resulte amarga.

Agrega el azúcar cuando el agua está caliente.

Cuando endulces tu té helado, agrega el azúcar al té caliente para que se disuelva completamente. Si prefieres endulzar el té según en gusto de cada persona, utiliza un jarabe dado a que el azúcar no se disolverá y se ira asentando en el fondo de la jarra.

Enfría antes de refrigerar.

Poner el té caliente en la nevera, hará que este quede soso. Permite que tu té se enfríe antes de meterlo en la nevera.

Un té helado fresco, siempre es mejor.

El sabor de té helado es mejor cuando está recién hecho. Prepáralo y bébelo en máximo 3 días. Es fácil de hacer, así que prepara suficiente y si necesitas más pueden preparar otra jarra.

 

Ahora, list@ para preparar un delicioso té helado, aquí algunas recetas:

té helado perfecto 2

Té helado de menta y jengibre

Ingredientes:

  • 6 onzas de jengibre fresco, pelado y aplanado con un mazo para carne.
  • 4 bolsas de té de menta
  • 8 tazas de agua hirviendo
  • 2 cucharadas de miel
  • Hielo
  • Ramitas de menta

Instrucciones:

En una olla grande, combina el jengibre, té de menta y agua hirviendo. Deja reposar 8 minutos. Verter a través de un tamiz de malla fina en un recipiente grande; Desechar los sólidos. Agrega y remueve la miel. Dejar enfriar a temperatura ambiente, aproximadamente 2 horas. Sirva sobre el hielo con ramitas de menta.

 

Té helado de Manzanilla- Fresa- Naranja

Ingredientes:

  • 8 bolsas de té de manzanilla
  • 12 tazas de agua a temperatura ambiente
  • 2 naranjas pequeñas de jugo (piel delgada), peladas, cortadas en rodajas.
  • 24 fresas grandes, cortadas a la mitad
  • 4 cucharaditas de miel
  • 4 cucharaditas de agua caliente

Instrucciones:

Para que este té quede estupendo, prepáralo en tarros individuales con tapa. Coloca las 1 bolsas de té y 1 1/2 tazas de agua en cada vaso o jarra. Coloca 2 rodajas de naranja y 6 mitades de fresa en cada jarra o vaso. Cierra la tapa y refrigera de 12 a 24 horas.

Retira las bolsas de té de los frascos. Combina la miel en 4 cucharaditas de agua caliente. Divida la mezcla de miel uniformemente entre los frascos (aproximadamente 1 cucharadita escasa en cada uno).

Té helado de limonada

Ingredientes:

  • 3 tazas de agua
  • 2 bolsas de té negro
  • 1 paquete de hojas de menta fresca
  • 1/2 taza de azúcar
  • 4 tazas de agua fría
  • 200 mililitros de zumo de limón natural.
  • Guarnición: rodajas de cítricos frescos

Instrucciones:

Hervir 3 tazas de agua en una olla. Retirar del fuego y añadir las bolsitas de té y la menta fresca. Cubrir y dejar reposar 10 minutos. Retirar las bolsitas de té y la menta. Agregar el azúcar y mezclar hasta que se disuelva.

Añadir 4 tazas de agua fría y el zumo de limón natural.

Para añadir un toque de alcohol, preparar la receta como se indica y añadir para cada 9 tazas una taza de bourbon o ron añejo.

 

¡Disfruta!