Bella por dentro y por fuera. Prepara tus faciales con té.

faciales con té

Hoy en día prácticamente existen tés para todo. Para tonificar tu barriga, combatir el estrés, ayudarte a dormir, darte energía. Pero también pueden ser un remedio muy efectivo para limpiar tus poros y tonificar tu piel.

Preparar tus faciales con té, puede ayudarte a tener una piel hermosa. Sin necesidad de beberlos, en cambio utilizando vapor en tu cara. Seguro que probando esta técnica se convertirá en tu secreto de belleza.

El vapor es común en los tratamientos faciales, ya que ayuda a preparar la piel para absorber los nutrientes. Sabemos que el té brinda muchos beneficios a tu salud. Por lo tanto, no es ninguna sorpresa que añadir té al vapor facial sea una gran alternativa disponible para cualquier bolsillo.

Investigaciones dermatológicas han demostrado que el vapor de agua tiene interesantes beneficios para la salud de la piel. También existen estudios que comprueban los beneficios de añadir té verde o té blanco al vapor facial.

Además el proceso de vaporizar y disfrutar el vapor de té, huele muy bien y es súper relajante. El vapor en tu cara puede ser la manera perfecta para ayudarte a deshacerte del estrés y a que tu crema hidratante haga mejor su trabajo. Puedes combinar cualquier hierba o flor que te guste con té verde o blanco. La menta y el romero se asocian con ser calmantes para la piel, mientras que la rosa y la manzanilla se asocian con la suavidad.

Aquí un tutorial sencillo para preparar faciales con té, en la comodidad de tu hogar:

Paso 1

En una olla, llevar el agua a ebullición.

Paso 2

Selecciona los tés y las hierbas que te gustaría utilizar y colócalos en un tazón grande. Lo mejor es usar té de hojas sueltas, pero las bolsitas de té también funcionan. Vierte el agua sobre estos ingredientes y dejarlos remojar durante un par de minutos.

Asegúrate de que el agua se haya enfriado un poco, porque es posible que te queme el vapor.

Paso 3

Coloca tu cara a una distancia aproximada de 12 pulgadas del vapor y cúbrete tu cabeza con una toalla. Deja actuar al vapor en tu rostro por un minuto y luego toma un descanso durante unos minutos. Puedes repetir este proceso varias veces.

Alternativamente, puedes empapar un trapo limpio en la mezcla y aplicarlo en tu cara. Repite con otro paño limpio.

Paso 4

Después de terminar con el vapor, aplica una crema hidratante nutritiva.

Es ampliamente recomendado no usar un vapor facial más de una vez por semana.

Si decides aplicar dentro de tu mezcla aceites esenciales se aplica la regla: Menos es más. Se precavida y utiliza solo una gota. Esto es porque son volátiles y tienen a vaporizarse rápidamente creando un vapor desagradable.

Esta es una gran alternativa para lucir perfecta sin necesidad de tratamientos costosos y sin salir de casa. Te recomendamos acompañarlo con una buena música y porque no, para hacer un tratamiento completo por dentro y por fuera, después de tu sesión de belleza disfruta tu té favorito.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *