Ceremonia del té parte 2

La ceremonia del té. Parte 2.

En esta segunda parte veremos los diferentes tipos de la ceremonia del té en China y una manera extraordinaria de tomar el té en el Magreb.

China

Según la leyenda popular China, el descubridor del té fue el emperador chino Shen Nung, quien durante su mandato ordenó como obligatorio hervir toda el agua destinada para el consumo humano. Un día, mientras descansaba a la sombra de un árbol de té silvestre, una ligera brisa de verano agitó las ramas del árbol, desprendiendo varias hojas de sus ramas. Por buena fortuna, las hojas cayeron en el agua que estaba hirviendo. La infusión adquirió entonces un aroma agradable, que despertó la curiosidad del monarca por probar tal mezcla. La bebida, deliciosamente refrescante y reconstituyente, le cautivó instantáneamente. En China existen diferentes formas de preparar el té que dependen de la ocasión por la que se celebra la ceremonia del té. Tomar el té, puede ser como una señal de respeto, en la cual los jóvenes ofrecen una taza de té a los mayores o como un signo de agradecimiento, por ejemplo un jefe agradecido sirve una taza de té a un empleado agradeciéndole el gran trabajo que ha realizado. También se celebra la ceremonia del té en festejos como bodas, reuniones familiares o días festivos. Otra forma de la ceremonia del té es para pedir disculpas. Se acostumbra que niños que se han portado mal, sirvan a sus padres una taza de té como señal para pedir perdón por su mala conducta.

ceremonia del té china ceremonia del té china

Magreb

Té con hierbabuena, también llamado té a la menta es una bebida ampliamente consumida en los países del Magreb y particularmente en Marruecos. Su nombre árabe es “Shāy bi l-na`anā`”. La preparación, y por tanto el sabor, difiere de unas zonas a otras. En general, se usa una tetera de forma particular y el té empleado es muy reconocible porque sus hojas secas que se presentan en forma de pequeñas bolas y que se abren después en contacto con el agua caliente. Debe ser fresca, en ningún caso seca. Se calcula una cucharadita por persona y una más “para la tetera”. Se hierve el agua y posteriormente se le añaden las hojas y se espera unos segundos, no más de un minuto. Después se vuelve a añadir agua hirviendo, un manojo de hierbabuena y azúcar. Tradicionalmente suele estar bastante azucarado. El azúcar empleado es blanco. La mezcla no se remueve con una cuchara, sino escanciando el té en un vaso y volviéndolo a verter en la tetera, varias veces hasta que esté mezclado. Se sirve escanciándolo desde cierta altura, de modo que le vaso presente una ligera corona de espuma. El té así se oxigena, y se potencia su sabor. Se toma muy caliente. En algunos lugares se añaden flores de azahar o piñones. El sabor y el aspecto del té van cambiando según se va sirviendo. Los primeros vasos son más dulces y en los últimos se aprecia más el amargor de la hierba a medida que se enfría el fondo de la tetera. Una tradición dice que el té debe servirse tres veces: el primer vaso es “dulce como la vida”; el segundo, “fuerte como el amor” y el último “amargo como la muerte”.

ceremonia del té magreb ceremonia de té magreb

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *