6 consejos sencillos para comenzar a meditar

comenzar a meditar

 

Te has preguntado: ¿Por qué meditar es hoy en día una práctica tan popular?

En un nivel básico, la meditación es una herramienta.

Puede ayudar a combatir el estrés, fomenta la buena salud física, ayuda a aliviar los dolores crónicos, puede ayudar con el insomnio, hace que te sientas más feliz, más pacífico, así como vivir más en el presente.

En un nivel más profundo, la meditación es una puerta a lo desconocido. Puede ayudarnos a tener una idea del misterio de quiénes somos.

Cuando comienzas a meditar, lo primero que notarás es lo desordenada que está tu mente. Los pensamientos de tu pasado y tu futuro se mezclan con pensamientos mundanos. Esto es muy común, por lo tanto, si estás comenzando a practicar técnicas de meditación, por favor, no te preocupes por tu mente salvaje. Con el tiempo aprenderás a trabajar y canalizar la avalancha de pensamientos y encontrarás claridad y tranquilidad.

 

Aquí 6 consejos sencillos para comenzar a meditar y disfrutar sus beneficios.

1. Elije una hora conveniente y un lugar tranquilo.

La meditación es esencialmente tiempo de relajación, por lo que debe hacerse totalmente a tu conveniencia. Elije un momento en que sabes que no es probable que te molesten y eres libre para relajarte y disfrutar.

La hora de salida y puesta del sol, que son las transiciones de la naturaleza entre el día y la noche, son ideales para la práctica. También encontrarás que son momentos más tranquilos tanto en casa, como en la ciudad, lo que ayudará en tu meditación.

Al igual que una hora conveniente, elije un lugar donde no es probable que te molesten.

Un entorno tranquilo hace que la experiencia de la meditación para un principiante sea más agradable y relajante.

2. Siéntate en una postura cómoda.

Tu postura también marca la diferencia. Asegúrate de que estás relajado, cómodo y estable.

Siéntate derecho con la columna vertebral erguida, mantén los hombros y el cuello relajados, así como los ojos cerrados durante todo el proceso.

Puedes sentarte como tú quieras, sentarte en padmasana (la posición de loto) es una posición muy común pero no es necesaria.

comenzar a meditar

3. Mantén el estómago relativamente vacío.

Un buen momento para meditar en casa o en la oficina, es antes de tener una comida.

Si lo haces después de comer, corres el riesgo de quedarte dormido. Sin embargo, no te obligues a meditar cuando tienes mucha hambre. Puede convertirse en una actividad difícil por los calambres de hambre o incluso por estar pensando en comida todo el tiempo. En este caso, puedes meditar después de dos horas de haber injerido alimentos.

4. Comienza con calentamiento

Algunos ejercicios de calentamiento, antes de sentarte a meditar, ayudan a mejorar la circulación, eliminar la ansiedad y da un poco de quietud al cuerpo, por lo que te sentirás más ligero. Esta es una recomendación muy efectiva, dado que serás capaz de concentrarte mejor y durante más tiempo.

5. Respira profundamente.

Esta es una buena preparación para tus sesiones de meditación. Respira profundamente, puedes hacer algo de nadi shodhan pranayama. Esto ayuda a estabilizar el ritmo de la respiración y abre tu mente a un estado meditativo.

6. Sonríe.

Mantén una sonrisa apacible en tu cara.

¡Verás la diferencia!

Una sonrisa suave te mantiene relajado, tranquilo y realza tu experiencia de la meditación.

 

¿List@ para meditar? Seguro te sentirás increíble.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *